• Black Facebook Icon

LA PAREJA CUANDO TIENE HIJOS PEQUEÑOS

December 28, 2017

Éste es el primero de una serie de artículos centrados en el cuidado de la pareja.

 

 

 

CONTENIDO: Introducción. La relación está en constante evolución

                            La etapa de la pareja con hijos pequeños

                            Cuidando a la pareja

                            Problemas de pareja en esta etapa

 

 

 

INTRODUCCIÓN. LA RELACIÓN ESTÁ EN CONSTANTE EVOLUCIÓN

 

 

                 En el momento en el que una relación se estabiliza y según pasa el tiempo, va perdiendo su protagonismo y cediendo el foco a otras prioridades. Se va estableciendo una seguridad, a veces explícita, pero la mayor parte de las veces, implícita, donde la pareja sabe cuándo va a tener sus espacios de relación. Las rutinas de ambos miembros suponen la expectativa del compañero, que sólo se romperá en momentos necesarios por su urgencia. 

 

Cada situación o dificultad que afecta a un compañero, cada modo de enfrentarla y la maduración que supone a nivel personal, también influye en su pareja. Cada cambio en la rutina, supone una revisión de espacios privados y compartidos. La relación está en constante evolución, al igual que sus integrantes.

 

Por eso es tan importante mantener una comunicación sana, para que la adaptación a los cambios sea posible, y ambos miembros sientan que más ganan que pierden. La preocupación y el miedo, la frustración o la ansiedad que pueden generar esos cambios, darán paso a emociones como la satisfacción, el orgullo, la alegría o el respeto. Existe entre las parejas, un equilibrio de inversión en la relación que no se debe descompensar, y para ello, tienen que pasar por la empatía y la comprensión, el apoyo y el logro de soluciones que generen crecimiento personal para ambos. 

 

 

 

 

LA ETAPA DE LA PAREJA CON HIJOS PEQUEÑOS

 

 

                      La etapa en la que las parejas están implicadas en la crianza de hijos en edad escolar es larga, más cuanto mayor número de hijos tenga. Hablamos de entre 14 y 20 años, en los que el foco de atención en muchos de los espacios que comparten se dedica a temas parentales, y no de pareja. No se puede estar de acuerdo en todo, y la persona con la que antes desconectabas del mundo de las frustraciones y responsabilidades, se ha convertido en uno de ellos, y aparece como necesidad el tener espacios individuales para volver a sentir un momento de libertad y esparcimiento. 

 

La pareja tiene que aprender a compartimentar temas y espacios para no resentirse. Espacios de familia con los hijos, espacios individuales, espacios conyugales, además de los del trabajo, amistades, comunidad o familias de origen. Y todo en 24 horas que tiene el día y contando con las 8 horas para dormir. Y que no enferme nadie. Es fácil ver a parejas en esta etapa de la vida estresadas. 

 

Muchas son las soluciones que se barajan, sobre todo las que son un dos por uno. Pasar el tiempo libre en familia y repartir tareas, visitas a las familias de origen donde delegar un rato, vacaciones o fines de semana en familia con otras amistades en la misma etapa, espacios individuales negociados en los que el otro defiende el "fuerte"...

 

Trabajar y tener hijos es difícil de conciliar, por lo que se tira de familiares o se contrata ayuda externa. No es raro que aparezcan sentimientos de culpa si se hace para estar un rato la pareja "solos", porque ellos son los responsables, los que decidieron tener familia. Si el estrés no hace que ambos al llegar a la cama prefieran roncar al sexo, la rutina y la falta de espontaneidad les llevará a leer un libro, mover el dedo en la pantalla del móvil o dormirse en el sofá viendo anuncios en la televisión. 

 

 

CUIDANDO LA PAREJA

 

 

                     El que la crianza se vuelva el foco de atención, el estrés, la culpa, la rutina y la falta de espontaneidad; todas son variables que congelan la relación en el momento en el que fueron más felices, y se idealiza el pasado. Es el momento en el que aparece la frustración. Es la emoción que avisa que hace falta un cambio. Si no se le hace caso, cada miembro se centrará en lo que emocionalmente le aporta de su vida y poco a poco irá evolucionando personalmente en una línea desconocida para su pareja. 

 

Compartimentar supone dar en cada momento la atención necesaria a cada tema y espacio. Supone flexibilidad, porque en ocasiones un hijo necesitará una guía extra de sus padres, un duelo de uno de los miembros necesitará apoyo, pero también espacio individual; el tiempo para un amigo que lo necesita, un trabajo que se lo merece... supone tolerancia a la frustración y valorar qué es lo importante; poner límites razonables y dar importancia a necesidades reales. Supone resolver las cosas en el momento oportuno y centrarse en el presente. Aprovechar el tiempo y las oportunidades, confiar, compartir, respetar, perdonar y pedir. Supone dar un espacio a la creatividad y habilidades para encontrar alternativas y soluciones a las dificultades.

 

 

PROBLEMAS DE PAREJA EN ESTA ETAPA

 

 

                      Aparece un problema de pareja cuando ante las dificultades que he enumerado antes, es decir, el foco de atención en otras áreas desvía el cuidado de la pareja, el estrés, la culpa, la rutina, sumándole las dificultades propias de la vida que pueden afectar a uno o los dos miembros; ante estas dificultades, la pareja no encuentra un modo satisfactorio para ambos de enfrentarlas, y lejos de solucionarlas, se cronifican. Se genera ansiedad y frustración y cada miembro activa sus modos de defenderse de éstas, que pueden ser estrategias de muchos tipos, desde centrarse en exceso en la crianza, como en estar poco tiempo en casa a modo de huída... Esquivando la situación, acaba iniciándose una o varias áreas de conflicto, porque no se entienden las conductas de protección del otro; si esos conflictos llegan a un alto grado de agresividad mutua, incluso puede volverse un conflicto que negarán para no tener que plantearse una ruptura. Cualquier campo en el que coincidan se convertirá en una cuestión personal en el que ganan o pierden, por lo que el conflicto se generalizará a otras áreas de la convivencia. 

 

En una situación así, es fácil perder la perspectiva, y la pareja siente que el problema es quién se ocupa de las labores domésticas, quién es mejor padre, quién tiene más tiempo libre,... es decir, todo se vuelve un problema, y lo que en un principio ayudó a protegerse de la frustración y la ansiedad por no encontrar una salida a dificultades normales que estaban teniendo, ahora han entrado en bucle. 

 

 

                          Las parejas contienen en sí mismas la solución a la situación en la que se encuentran. Hace falta recuperar la perspectiva. Hace falta evaluar si el daño que se han hecho ha roto su relación o el amor continúa entre ellos. Entender que en el conflicto en el que están metidos y la pelea, no gana uno, sino que pierden los dos. Hace falta recuperar una comunicación sana; volver a ponerse en la piel del otro, entender, respetar, confiar y apoyar. Y cuando la base se recupera, enfrentar las dificultades por las que todo empezó con otro enfoque. 

 

Al final, un proceso así, supone una crisis en la pareja y en lo personal, en el sentido de que se revisa lo que hasta ahora les había servido, se elimina lo que ya no es útil y se incorporan cosas nuevas; te han herido y has herido, has visto su lado más oscuro, pero también el tuyo; hay que pasar por el perdón de uno mismo y del otro. Es decir, se evoluciona y madura. 

 

Que se solucione el problema no significa que la relación se mantenga. Significa que cada uno se hace cargo de su parte y decide qué quiere hacer. Si la relación se mantiene, se reforzará con la experiencia que han vivido. En ocasiones, el daño causado no permite, por respeto a uno mismo, continuar. En otras, se han tomado decisiones ya que han eliminado esta opción. A veces, el amor se ha terminado. Puede ocurrir que hace tiempo que ya los dos miembros evolucionaron en caminos distintos. Como he dicho antes, las relaciones están en constante cambio, y la dirección que toman depende de muchas variables. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload